Dignificar la salud de las infancias en Sonora es nuestra prioridad: Alfonso Durazo

Dignificar la salud de las infancias en Sonora es nuestra prioridad: Alfonso Durazo

Hermosillo, Sonora;

En el Gobierno de Sonora, con responsabilidad, sensibilidad y respeto, se hace valer el estado de derecho para que las infancias de la entidad accedan a servicios de salud dignos, así como a una vida plena, educación y alimentación, aseguró el gobernador Alfonso Durazo Montaño.

El mandatario estatal asistió al acto de develación de la escultura y placa que forma parte del reconocimiento de responsabilidad del Estado mexicano por el fallecimiento del niño Ismael Mondragón Molina, en el Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES), a consecuencia de una negligencia médica, el 15 de diciembre de 2004.

“Tengan por seguro que trabajamos día por día para que en Sonora nuestras infancias gocen de sus derechos en salud y en condiciones dignas. Seguiremos trabajando por construir un estado de oportunidades. Y a la familia de Ismael, particularmente, les reiteramos nuestra solidaridad y acompañamiento permanentes”, indicó.

Enrique Irazoque Palazuelos, titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), resaltó que en este acto se reconoció la lucha de muchos años de la familia Mondragón, en la búsqueda de justicia por el fallecimiento de su hijo, que representa un recordatorio para el respeto a los derechos humanos de la niñez.

“El Gobierno de México refrenda su compromiso con las personas agraviadas en el actuar indebido que surgió en el pasado en este caso y que es pensado para y desde la familia Mondragón Molina. Hoy, asumimos como Estado mexicano este asunto como una prioridad, pues el camino es, sin duda alguna, la protección de los derechos humanos. No existe otra forma en términos del respeto a los derechos humanos, que siempre será el centro del actuar de todas y todos los servidores públicos a lo largo y ancho de nuestra República mexicana”, señaló.

Edgar Mondragón Bustamante, papá de Ismael, recordó que su hijo tenía un año y 11 meses al momento de ser víctima de negligencia médica en el HIES, y que, con la inauguración de esta escultura, se ofrece un homenaje a su corta vida como recordatorio de que no deben de repetirse este tipo de sucesos.

“A partir de hoy su recuerdo permanecerá en este lugar como en la mente de todos nosotros, ya que este es un homenaje a la vida que pudo haber tenido, misma que le fue truncada por no estar en buenas manos; así mismo, este debe ser un mensaje constante a todo el personal de este Hospital Infantil, como en todos los hospitales del país, para que nunca olviden que su deber es velar por la vida y la salud de la niñez mexicana”, comentó.