En menos de 24 horas nuevamente en una comunidad indígena Yaqui, encuentran el cuerpo de otro hombre con los brazos hacia atrás, atado, acribillado a tiros y con la particularidad de una ejecución del crimen organizado al presentar signos de tortura.

Fue pasada de las doce del mediodía de ayer, cuando en la comandancia de Pótam se recibió la llamada telefónica de una mujer dando a conocer que en el barrio de “El Tinaco” en el interior de un predio se encontraba el cuerpo de un hombre atado de manos y con sangre en distintas partes de su cuerpo.

Al arribar al lugar, elementos de la Policía Municipal como primer respondiente, dieron parte a sus superiores que dicha persona ya no contaba con signos vitales, el cual se encontraba tirado en dicho predio con pantalón de mezclilla color azul, sin camisa, con el torso desnudo, huaraches cruzados de los llamados “canutos”, amarrado con las manos hacia atrás de su espalda con una piola de color amarillo.

Fue casi a las 15:00 horas cuando el cuerpo de medicina legal de la Fiscalía General de Justicia del Estado, de Ciudad Obregón la que arribara a la escena del crimen para levantar en el área asegurada y resguardada por los municipales, 14 casquillos percutidos calibre .22 milímetros, los cuales realizaron la pesquisa de indicios que orillen a dar con el o con los responsables del sanguinario asesinato, donde el étnico contaba con varios impactos de bala en su cuerpo.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com