Accidente deja seis muertos

Accidente deja seis muertos

Con saldo de seis personas muertas y dos lesionadas quedó registrado el accidente automovilístico de un vehículo contra un camión estacionado en la calzada Agustín García López y calle Guadalupe, justo en la gasolinera Delicias.

En el brutal accidente, registrado a las 2:40 horas, cinco jóvenes perdieron la vida en el mismo lugar, mientras la muerte de otro fue confirmada horas más tarde, en un hospital de la ciudad.

Quienes fallecieron están identificados como Gregorio Cota Almodóvar, de 33 años de edad, conductor de un vehículo Dodge Ram, color rojo, modelo 2014, alias “El Goyo” Cota, como era conocido.

Fue funcionario municipal, estatal y reconocido operador político de escala.

David Antonio Estrada Murillo, de 31 años de edad y Jesús Guadalupe Cuesta Esparza, de 33 años, también perdieron la vida y viajaban a bordo del mismo pick up, cuyo copiloto, Luis Miguel Duarte Norzagaray, es reportado delicado de salud en un hospital de Ciudad Obregón, a donde fue trasladado.

Tres personas más, que se dedicaban a limpiar automóviles y camiones, también fallecieron. Se trata de Óscar Geovanny Carrillo Reyes, de 16 años de edad; Idrir Gómez Chávez, de 17 y Rubén Edmundo Guerrero Cuevas, quien ese día celebraba sus 28 años de edad.

El fatal acontecimiento ocurrió cuando la Dodge Ram, con todos sus ocupantes, circulaba a exceso de velocidad por la calzada Agustín García López, según se indicó jugando carreras con otra unidad mientras llovía en el puerto.

Al llegar precisamente a la estación de servicio Delicias, el conductor perdió el control del volante y el pick up derrapó, para impactar con su lado izquierdo contra el frente de un camión que se encontraba estacionado en el interior de la gasolinera, cuyo conductor, José Guadalupe Rivera García, esperaba que la unidad fuera abastecida con combustible para retirarse del lugar.

Cinco de los jóvenes murieron en el mismo lugar del accidente, mientras que David Antonio falleció en el Hospital General de Guaymas (HGG), víctima de las graves heridas que no logró superar.

HAY DOLOR Y TRISTEZA ENTRE LAS FAMILIAS

Gran Consternación y dolor ha causado en guaymenses la muerte de Óscar Geovanny Carrillo Reyes, de 16 años; Idrir Gómez Chávez, de 17, y de Rubén Edmundo Guerrero Cuevas, de 28, jóvenes que la madrugada de ayer perdieron la vida trágicamente.

Trabajaban para la empresa Tegsa y se dedicaban a la limpieza de transporte público, en la gasolinera Delicias.

El joven Rubén Guerrero, vecino de Monte Lolita, casado y padre de familia, quien en ese momento se encontraba cargando diesel, fue sorprendido por la muerte el día que estaría celebrando su cumpleaños número 28. Tristemente, este día no se llenará de globos ni serpentinas, en cambio, recibirá lágrimas y flores.

Al principio, se dijo que Óscar Giovanni Carrillo, de 16 años, también cumplía años, pero esto no fue corroborado, lo que es verídico es que Óscar y Rubén compartían el mismo sueño, de algún día ser conductores de autobuses para viajar por muchos estados.

En este caso, los excesos en el consumo de alcohol y la velocidad, mezclados, fueron los causantes de que se suscitara este lamentable hecho, que por desgracia involucró a los jóvenes que se encontraban laborando a muy temprana hora para ganarse un sustento y sacar adelante a sus familias.

Lo más trágico es que a jovencitos de 16 y 17 años les fuera truncada la vida a tan corta edad, y con muchas cosas por vivir, al estar llevando responsabilidades de adultos, ganándose el dinero de una manera digna y honrada.

Gregorio Cota Almodóvar, de 33 años; David Antonio Estrada Murillo, de 31 años, padres de familia, y Jesús Guadalupe Cuesta Esparza, de 33 años, quienes lamentablemente también fallecieron, dejarán en sus familiares una pérdida irreparable y difícil de olvidar, sólo por una noche de diversión.

Luis Miguel Duarte Norzagaray, de 29 años de edad, y José Guadalupe Rivera Gracia, conductor del camión, de 23 años, ambos sobrevivientes del percance y quienes están siendo atendidos en hospitales de Ciudad Obregón, se encuentran gravemente heridos y luchando por sus vidas.

Esto resalta nuevamente que el alcohol y la velocidad no deben ir de la mano, sin duda alguna la pérdida de los seis jóvenes deja en sus familias y amigos un inmenso dolor y en Guaymas, un día que será recordado y vestido de luto.