Sostiene “Mayito” Martínez reunión con expertos en siembra de agave,

Sostiene “Mayito” Martínez reunión con expertos en siembra de agave,

Personal del CIAD expone las bondades de la planta para producción de bacanora en Navojoa

Navojoa, Sonora,
Profesionistas del CIAD expertos en la producción de agave y el presidente municipal, Mario “Mayito” Martínez Bojórquez, sostuvieron una reunión para el análisis de las bondades de dicho cultivo que podría convertirse en opción productiva local.

Quienes participaron en la plática con el Alcalde por parte del Centro de Investigación y Alimentación de Desarrollo (CIAD) Sonora fueron Omar González Ramos, Martín Esqueda Valle y Aldo Gutiérrez Saldaña.

El presidente “Mayito” Martínez agradeció la visita de los investigadores, pues resultó de mucho provecho para ir identificando zonas viables de siembra de agave en caso de proyectos productivos actuales y futuros en el municipio.

Una opción para el establecimiento de este cultivo es el invernadero comunitario inaugurado en octubre pasado en Tesia, consideró, manejado por una cooperativa de mujeres y que dio inicio con plantación de higo.

La generación del autoempleo en especial para el área rural del municipio es una prioridad dentro de su administración y en ese sentido la factibilidad del agave como detonante económico resulta atractiva, subrayó.

Omar González Ramos, miembro de la comitiva, explicó que la calidad de suelo de la región del Mayo es bastante apropiada para la siembra del agave, mejor que en la sierra, aunado a óptimas condiciones climáticas.

Sea para la producción y venta como almácigos de trasplante o comercialización a empresas de la entidad que utilizan el destilado para la elaboración del bacanora es redituable la inversión, señaló, de ahí la importancia de orientación desde especificaciones técnicas hasta de mercado.

Por ejemplo, en una superficie de invernadero de 500 metros cuadrados pueden producirse 15 mil plantas aproximadamente, cuyo valor original es de 15 pesos, pero con precio comercial de unos 300 pesos, detalló.

La cifra promedio que suelen obtener los productores es rendimiento de un litro de bacanora por cada planta de agave una vez esté en condiciones de madurez y cosecha, mencionó, lo cual denota rentabilidad.

Abundó que el proceso técnico que se sigue es primero la realización de un recorrido por la zona rural para identificar en lo agrícola el tipo de agave nativo que hay, tomar muestras de “hijuelos” y luego mediante manejo profesional en laboratorio desarrollar la variedad y posteriormente hacia los viveros.