WASHINGTON.

Los ciudadanos de Hawai recibieron hoy una alerta en sus teléfonos móviles que indicaba que un misil balístico se dirigía hacia ese estado estadunidense de forma inminente, una alarma que resultó ser falsa, según aseguraron más tarde las autoridades estatales.

El senador demócrata por Hawai Tulsi Gabbard aseguró a través de su cuenta de Twitter que no había «ningún misil llegando Hawai» y aseguró que había confirmado dicha información con el Gobierno hawaiano.