Hombre es hospitalizado por ingerir veneno para ratas en su orden de Taco Bell

Hombre es hospitalizado por ingerir veneno para ratas en su orden de Taco Bell

Un hombre fue hospitalizado después de comer un menú de Taco Bell, en Aurora (Colorado) que supuestamente contenía veneno para ratas, dijeron las autoridades, cuya investigación ya está en curso para determinar si el hombre ingirió el pesticida, de ser así, si éste se puso o no en su comida en el restaurante.

El hombre, que no ha sido identificado públicamente, fue a un Taco Bell en Aurora el domingo por la tarde. A partir de ahora, el caso está categorizado como un intento de homicidio criminal, dijo John Bartmann, Sheriff del condado de Arapahoe, John Bartmann.

 

Los oficiales respondieron a una llamada de disturbios verbales en el autoservicio del restaurante alrededor de las 13:00 horas (locales). luego de que el hombre discutiera con los empleados porque la máquina de refrescos no funcionaba. El hombre pidió un reemplazo de comida gratis en lugar de la bebida. Le dieron un burrito adicional sin costo alguno, dijo el gerente del restaurante, Lary Swift, a la cadena CBS.

 

«Cuando llegamos (al Taco Bell), no había… ninguna actividad criminal en absoluto. Solo un cliente descontento, discutiendo con los empleados», dijo Bartmann, y señaló que el hombre pronto abandonó el restaurante.
Pero más tarde, el despacho de la oficina del alguacil recibió una llamada de un hospital del área alrededor de las 19:50 horas de esa noche. El hospital dijo que tenían un paciente masculino que «posiblemente había ingerido veneno para ratas», dijo Bartmann. Los agentes que respondieron a la escena descubrieron que el paciente era el mismo hombre del incidente anterior en Taco Bell.
El hombre le dijo a los oficiales que, después de trabajar en el jardín de su casa y ver un poco de televisión, comió su comida de Taco Bell alrededor de las 19:00 horas. Los agentes que respondieron al hospital encontraron «una sustancia gris verdosa» que no pudieron identificar en algunos de los alimentos. El hombre fue dado de alta del hospital. No se sabía su condición actual.

«Inmediatamente sintió una sensación de ardor y luego comenzó a enfermarse», dijo Bartmann, y agregó que el hombre llamó al 911 y pronto fue transportado a un hospital.
Luego, los investigadores respondieron a la ubicación de Taco Bell para obtener más información de los empleados. El hombre también permitió que los investigadores fueran a su casa para recuperar el resto de la comida y cualquier evidencia adicional.

También se contactó a funcionarios locales de salud y salud ambiental. El local de Taco Bell tuvo que deshacerse de toda su comida antes de reabrir. El restaurante se cerró temporalmente, pero ahora está abierto nuevamente.

«No llevamos veneno en el restaurante», dijo Swift a CBS. «No hicimos nada de eso. Ni siquiera cuadraba».
En un comunicado, Taco Bell dijo que «la seguridad de los clientes y miembros del equipo es una prioridad. El franquiciado propietario y operador del local informó que está trabajando con las autoridades locales en su investigación».