Los abogados de Kanye West lo ‘despiden’ a través de un anuncio en el periódico

Los abogados de Kanye West lo ‘despiden’ a través de un anuncio en el periódico

La firma legal Greenberg Traurig, LLP sostiene que se ha producido una «ruptura total» de los canales de comunicación que habían utilizado hasta ahora con Kanye West y por tanto no han podido comunicarle que dan por terminada su relación laboral con él.

Según su versión de los hechos, el número de teléfono del polémico rapero fue desactivado, por lo que están buscando «medios alternativos» para informarle de su decisión. Los documentos obtenidos por TMZ apuntan a una idea, pero sin duda efectiva: la empresa tiene previsto comprar espacio para un anuncio en dos periódicos de Los Ángeles, donde publicarán la orden del juez que les permite retirarse del caso.

El objetivo es poner al corriente a Kanye de que Greenberg Traurig no seguirá representándole en la demanda por una supuesta infracción de derechos de autor contra Ultra International Music Publishing. La firma es consciente de que esta medida provocaría un frenesí mediático, pero en el fondo eso ayudaría a que eventualmente Kanye descubra lo que está pasando.

La semana pasada, el músico de 45 años apareció por primera vez en público tras varias semanas cuando se le vio con su nuevo amor Bianca Censori en el Waldorf Astoria de Beverly Hills.

Más tarde se supo que Kanye -que tiene cuatro hijos con su ex mujer Kim Kardashian- se había casado con la diseñadora de Yeezy en una ceremonia secreta que, sin embargo, no resultaría válida desde el punto de vista legal porque la pareja no ha obtenido una licencia matrimonial.

La polémica estrella ha atravesado unos meses turbulentos a raíz de la pérdida de grandes contratos con firmas como Balenciaga, Adidas y Gap debido a los comentarios antisemitas que realizó en las redes sociales y de los que sigue negándose a retractarse.

Eso ha provocado un golpe muy duro para su reputación: en diciembre, por ejemplo, la Escuela del Instituto de Arte de Chicago le retiró el doctorado honorífico que le había concedido en 2015 por sus contribuciones al arte y la cultura.