LOS ÁNGELES.

Un jurado declaró que los herederos de Michael Jackson le deben a Quincy Jones 9,4 millones de dólares en regalías y costos de producción por Billie Jean, Thriller y otros éxitos del desaparecido superastro.

El veredicto de ayer está muy por debajo de los 30 millones de dólares que el emblemático productor buscaba en una demanda presentada hace casi cuatro años, pero muy por encima de los 392 mil dólares que los representantes de Jackson dijeron que le debían.

El jurado del Tribunal Superior de Los Ángeles, integrado por 10 mujeres y dos hombres, estuvo deliberando desde el pasado lunes.

«Esta demanda nunca se trató de Michael, sino de proteger la integridad del trabajo que todos hicimos en el estudio de grabación y el legado de lo que creamos”, dijo Jones en un comunicado.

«Aunque este no es el monto completo que yo estaba buscando, estoy muy agradecido de que el jurado decidió a nuestro favor en este asunto. Lo veo no sólo como una victoria para mí en lo personal, sino para los derechos de los artistas en general».