LOS ÁNGELES.

Una cantante sorda pasó a las semifinales de ‘America’s Got Talent’ tras ofrecer una actuación que el juez Simon Cowell calificó como «una de las cosas más increíbles» que haya visto o escuchado.

Mandy Harvey le dijo a los jueces de la competencia de talento de la NBC que sufre de un desorden de tejido conectivo y que perdió la audición cuando tenía 18 años. Ahora, a los 29, la residente de St. Cloud, Florida, dice que aprendió a cantar de nuevo usando memoria muscular y afinadores visuales.

Interactuó con los jueces con la ayuda de una intérprete de lenguaje de señas.

Harvey recibió una ovación del público y los jueces tras interpretar el tema de su autoría «Try», mientras tocaba el ukulele.