CIUDAD DE MÉXICO

La etapa de Paco Jémez con Cruz Azul llegó a su fin después de la eliminación del equipo cementero a manos del América en los cuartos de final del Torneo de Apertura 2017, mediante sus redes sociales el conjunto de La Noria dio a conocer que se había llegado a la culminación de la relación laboral con el técnico español, deseándole éxito en sus próximos proyectos.

Jémez se marcha con sentimientos encontrados del futbol mexicano, por una parte, logró lo que técnicos como Tomás Boy, Sergio Bueno o Luis Fernando Tena no pudieron hacer en los últimos seis torneos y clasificó a los Celestes a una liguilla, sin embargo, nunca pudo tener una buena relación con la prensa de nuestro país y en ocasiones se veía demasiado presionado por la exigencia que demanda un equipo con la historia de Cruz Azul.

No obstante, realizó lo que nunca había conseguido en los equipos que había dirigido en Primera División, debido a que con el Rayo Vallecano siempre terminó con saldo negativo, registrando un mayor número de derrotas que empates o victorias durante las cuatro temporadas que estuvo al frente de dicha escuadra, terminando por descender en el último año que estuvo ahí, por su parte con el Granada sólo dirigió seis encuentros sumando cuatro derrotas y dos empates.

Pero en el año futbolístico que estuvo al frente de La Máquina, de los 34 partidos que dirigió en temporada regular ganó 12, empató 12 y perdió 10, terminando por primera vez en su carrera con un saldo positivo y jugando dos encuentros más en la reciente liguilla por el campeonato, que terminaron en empate a cero goles ante las Águilas del América.