MOSCÚ.

México apeó a Rusia de la Copa de Confederaciones al ganarle con remontada (2-1) y se clasificó como segunda del Grupo A, detrás de Portugal, para las semifinales del torneo. El cuadro de Juan Carlos Osorio volvió a sufrir y un error del arquero le abrió el camino al Tricolor.

Ya en el 5’, Hirving Lozano puso a prueba a Igor Akinfeev desde la frontal del área, pero su tiro llegó manso a las manos del cancerbero ruso.

 
Rusia respondió con un ataque en profundidad, que terminó con la caída de Yuri Zhirkov en el área mexicana, jugada en la que los jugadores locales reclamaron penalti, pero el árbitro, el saudí Fahad al Mirdasi, consideró que no hubo falta y ni siquiera recurrió al VAR.

Sin embargo, minutos después sí solicitó el videoarbitraje tras una caída de Fedor Smolov en área de Guillermo Ochoa, que no sancionó con la pena máxima, desatando un rechifla monumental en el Kazán Arena.

Para decepción del público, el VAR confirmó que la decisión arbitral de seguir el juego había sido acertada.

A mediados de la primera parte la escuadra rusa, comenzó a adueñarse de las acciones.

Rusia tuvo su premio al 25’, cuando después de un potente tiro de Smolov que se estrelló en el palo izquierdo del portero mexicano, insistió en su ataque y tras, esta vez, un rechace de Ochoa el balón llegó a Aleksandr Samédov, quien con un disparo cruzado anidó el balón en la red.