LAS VEGAS

El veterano entrenador Ignacio Beristáin, integrante del Salón de la Fama del Boxeo califica su participación en la preparación de Julio César Chávez Junior como algo único en su carrera.

Si bien Beristáin ya había tenido la oportunidad de entrenar a otros boxeadores, que ya tenían una carrera avanzada en el boxeo, como el mismo Óscar dela Hoya, nunca había intervenido tanto en el estilo de un boxeador

Es algo que yo nunca he vivido, un boxeador que tuviera tantas ganas de hacer las cosas, que estuviera dispuesto a hacer verdaderos cambios en su forma de trabajar, de hacer las cosas como uno le dice.

Cuando uno llega como nuevo si impone una forma, pero se tiene que adaptar al estilo de boxeador, en este caso él ha sido él que se ha adapto a nosotros, en gran parte porque nos tiene mucha fe, y tiene muchas ganas de ganar de estar pelea”, dijo Beristáin hacer.

Chávez Junior, excampeón del mundo en peso medio, había trabajado antes con otros entrenadores prestigiosos como Freddie Roach y Robert García y aunque ellos nunca se quejaron directamente de él, su fama es la de ser un boxeador indisciplinado. Beristáin, tras unas semanas trabajando con él, no está de acuerdo con esta sentencia.

Me llevé una gran sorpresa: no es nada indisciplinado, a lo contrario. Yo no critico a los demás, pero creo que no lo han sabido llevar. No puedes estar detrás diciéndole lo que tiene que hacer, tiene que decirle como es, demostrarle cómo le va a servir, y él sólo se da cuenta porque funciona, creo que no es nada del otro mundo.

Pese a la gran preparación, Beristáin sabe de la gran dificultad que tendrá en su pelea de este sábado, pero no descarta que se pueda gestar una gran sorpresa y que Chávez logre vencer, contra los pronósticos, al Canelo.

No vamos contra cualquiera, este muchacho es un gran boxeador, muy fuerte y si hay razones por las que es favorito, pero no tanto. Yo creo que Julio tiene con que dar una buena pelea, y no sólo eso, darle una gran sorpresa a este güero y a todo el público.

Yo acepté entrenarlo para esta pelea porque sabía quera era muy importante, pero sobre todo porque sabía que teníamos mucha posibilidad de ganar y callar muchas bocas. Esa es una gran motivación para todos”, dijo Beristaín.

El convenio de Beristaín y Chávez Junior fue sólo para esta pelea, pero no descarta en el futuro inmediato seguir trabajando de cera con el hijo de una de las más grandes leyendas del boxeo mexicano.

Trabajé muy a gusto, respetaron mucho mi trabajo, y cuando uno tiene esas condiciones siempre va a querer regresar. Si ellos también quedaron contentos, creo que si podríamos volver a trabajar juntos, aunque hoy sólo estamos pensando en la pelea del sábado, después nos preocuparemos por lo demás”.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com